El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

Irauli B – Gazte Azkuene

Municipal de Herrera

13:00 horas de un soleado domingo

Alineación: Eñaut, Seta, Markos, Sustaeta, Javi, Iñaki, Iker, Alex,  Aitor Inziarte, Igor y Ritxar. Salieron en la segunda parte: Iván, Yusta, Jonka, Borja y Alkorta.

Árbitro: Correcto, aunque permisivo con las protestas.

Como en la novela de Robert Louis Stevenson, donde Gabriel John Utterson investiga la extraña relación entre su  amigo, el Dr. Henry Jekyll, y el misántropo Edward Hyde, a muchos nos costó reconocer al Irauli B de la primera parte en el equipo que vimos en la segunda mitad del partido.

A la una de la tarde y con el sol en lo alto, arrancaba el último partido de la segunda vuelta para los pumas del Irauli B. El cuerpo técnico introducía cambios en el planteamiento táctico del equipo para corregir las lagunas de los últimos partidos. Algunos jugadores, como Iñaki, debutaron en nuevas posiciones. Y parecía que funcionaba. El Irauli B controló el juego durante toda la primera parte pero, por desgracia, volvieron a aparecer los monstruos de los últimos partidos. Dos errores en 5 minutos hacían que el Gazte Azkuene se pusiera 0-2 por delante sin hacer ningún mérito. Y el Irauli B no conseguía transformar en ocasiones de gol la superioridad en el juego. Solo Ritxar inquietó la portería contraria a balón parado.

Así, se llegó al ecuador del partido. La sensación entre la afición del equipo amaratarra era que con el control del juego, las ocasiones no tardarían en llegar. Pronto se acabaría la ilusión. A todas y todos nos costó reconocer al equipo que habíamos visto en la primera parte. El doctor Jekyll daba paso al señor Hyde. La entrada de jugadores del banquillo no cambió la atonía que demostraba un equipo que le cedía el control del juego al rival. Lo demás es otra historia. Un sucesión de ocasiones del Gazte Azkuene, que algunas intervenciones de Eñaut impidieron que sobrepasaran el 0-4 en el marcador.

Finaliza la primera vuelta con sensaciones muy encontradas. El Irauli B sigue pagando muy caros los errores que comete, mientras le cuesta convertir en ocasiones de gol el dominio en el juego que ha demostrado en no pocos partidos. No son casualidad los 21 goles en contra, frente a solo 5 a favor. Esto en el ‘debe’. En el ‘haber’ tenemos un equipo que sabe cómo jugar y controlar los partidos y que lo ha demostrado ante rivales teóricamente muy superiores. Y ese es el camino. El fútbol no solo son piernas, es también cabeza. Saber sobreponerse ante los reveses de una dura categoría. No tenemos ninguna duda de que, como ya hicieran otras veces, nuestros pumas del B sabrán encontrar el equilibrio.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s