ISPILUAREN BESTE ALDETIK

Comentario desde el otro lado del espejo. Así nos ven nuestros rivales:

El equipo eibarres dio la cara ante el rival más fuerte de la categoría, pero no fue suficiente, y ahora está a cuatro victorias de la salvación

El Ruibal Alquiler de Vehículos salió con la cabeza alta del polideportivo Ipurua tras el partido disputado ante el Bosteko-Irauli el pasado sábado. El equipo eibarrés perdió por 72-81 pero le puso las cosas muy dificiles al que es, muy probablemente, el mejor equipo de la categoría. Un Ruibal valiente y agresivo, y muy inspirado en ataque se impuso al Bosteko en tres de los cuatro cuartos. En el tercero, en cambio, los visitantes fueron muy superiores, y en el último gestionaron cómodamente la ventaja acumulada. La del sábado fue la undécima derrota consecutiva y la situación se ha vuelto crítica. Los armeros sólo han logrado dos triunfos en diecinueve jornadas y ahora el listón de la permanencia está a cuatro partidos. Teniendo en cuenta que quedan siete jornadas, parecen abocados a despedirse de la primera provincial.

Ni la mala racha, ni el contar solo con ocho jugadores, ni siquiera la entidad del rival arrugaron al Ruibal. El comienzo del partido no tuvo nada que ver con el de la primera vuelta, en el que el Bosteko venció por 42 puntos. Los eibarreses empezaron descarados, inspirados en el tiro de tres y acertaron a responder el alto ritmo de juego del rival (19-19). Los ataques se impusieron claramente a las defensas y los locales encontraron en la linea de tres al mejor aliado. En total anotaron diez triples,  y ese acierto les hizo llegar por delante al descanso (43-40).

Soñar con la campanada era factible, más aun tras el esperanzador comienzo del tercer cuarto (51-43, min. 23). El Bosteko, sin embargo, aún tenía mucho que decir, e impuso su ley en el resto del cuarto. Por algo es el mejor ataque de la liga y endosó un parcial de 4-23 ―0-13 final incuído― que al final resultaría determinante (55-67). Remontar doce puntos en un cuarto no es fácil pero los locales no cejaron en el empeño y lograron reducir la diferencia al final del partido. De todos modos no inquietaron a un Bosteko que gestionó sin problemas la diferencia de alrededor de diez puntos.

El Ruibal recuperó sensaciones, pero las sensaciones por si solas no aseguran victorias, y el consuelo se queda muy corto visto lo dramático de la situación en la tabla. En las siguientes jornadas se enfrentará a equipos de la parte media y baja de la tabla, algunos de ellos sin claros objetivoas a estas altura, y puede ser una buena oportunidad para maquillar la pírrica estadistica de victorias.

Por parte del Ruibal formaron: Anderson Polanco (15), Will Polanco (10) , Mikel Arnaiz (23), Julen  Altzibar (6), Ibai Lekunberri ―quinteto inicial― Jon Arriaga (2), Unai Otxandiano (10) y Ander Azkue (6).

Parciales: 19-19, 43-40; 55-67 y 72-81.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s