EL CASCANUECES. BOSTEKO 72- INTER 66

Por Txomin Lasa y Piotr Ilich Chaikovsky
 
 
El Bosteko supo reinventarse este sábado para sacar adelante el segundo “derby” de la temporada. La reinvención llegó a partir de jugar por segunda vez en la temporada con una defensa no individual. A pesar de que el equipo no es partidario de este estilo de juego ya que suele cerrar los partidos, la defensa zonal 2-3 utilizada durante los cuarenta minutos fue la clave de la victoria gracias a lo intensa, agresiva y solidariamente que se ejecutó. La razón de utilizarla era obvia puesto que al final las bajas se multiplicaron y el equipo en un principio sólo contaba con siete disponibles, entre ellos tan solo dos bases- escoltas ( Xabi y Sancasto), para la contienda. 
 
El partido tuvo sin duda mucho más de el primer acto del Ballet que del segundo. Digo esto porque al igual que en la obra los nuestros se convirtieron en el cascanueces y sus soldados que cobran vida para defender a Clara, la victoria, de los ataques de los ratones, entendidos como los jugadores del inter y entre ellos el rey, su entrenador. La  dura batalla duró los cuarenta minutos y sin duda la banda sonora que alentó a los nuestros en el fragor de la batalla, fueron las innumerables voces amigas a las que quiero agradecer su presencia. Finalmente los nuestros fueron los vencedores y el único que murió fue el Rey de los ratones que volvió a demostrar su falta de personalidad y valor al no dignarse a saludar, ni preocuparse por los lesionados de los contrincantes.
En todo el partido la única desventaja fue el 0-5 inicial con el que nos sorprendieron. A partir de ahí creciendo a través de la defensa y de la fluidez del ataque que depende única y exclusivamente de la relajación mental que podamos tener, ya que recursos y categoría nos sobran, fuimos dándole la vuelta al marcador. El segundo cuarto empezaba a coger color verde pero cuando las ventajas empezaban a ser superiores a 10 puntos una antideportiva + técnica en contra y unos confusos minutos posteriores dejaron el marcador en un apretado 32- 29.
Por suerte los soldados volvieron a su trabajo y  encauzaron su rumbo hacía una victoria cómoda. Pero cuando parecía que Clara y el cascanueces estaban llegando al mundo en el que los copos de nieve, las hadas y las reinas bailan para darles la bienvenida, la cosa se empezó a torcer. El primero de los contratiempos, uno de los siete soldados (Txomin, a espera de una valoración definitiva de la rodilla) cayó, sólo quedaban seis. Aunque en un principio esto no trunco el rumbo del equipo, que consiguió plantarse en un + 12 al final del tercer cuarto, los problemas seguían apareciendo.
Así a medida que transcurría el último cuarto las faltas determinaron un más que complicado final de partido. A falta de cinco minutos con la misma ventaja que al final del cuarto anterior, el Bosteko marró 7 de 8 lanzamientos de tiros libres (una cruz durante todo el partido con un discreto (29/50= 58%) que fue menor en los momentos importantes) y esto sumado a dos expulsiones por faltas fue como tender la mano al herido en vez de rematarlo. Sólo quedaban cuatro soldados sanos y más de dos largos minutos por delante pero una vez más la implicación quedó latente con ambos Txomines turnándose para ayudar a ganar el partido, a pesar de estar lesionados. Al final la diferencia clasificatoria salió a relucir y ganamos en un final en el que nos llegamos a poner sólo uno por encima.
El final de la obra es abierto ya que unos la terminan con Clara despertándose a los pies del árbol de navidad, habiendo sido todo un sueño. Mientras en otro final ella y el Príncipe Cascanueces se deslizan en un trineo tirado por renos y finaliza la obra. El sueño ha sido real. Teniendo en cuenta que el final soñado del Bosteko para esta temporada es conseguir el primer título del club, no hay que descartar que cualquiera de los dos finales puedan suceder y mientras en algunos nos despierten del sueño en otros nos deslizaremos con el título. Por lo tanto animo a que mientras sigamos disfrutando tanto del sueño cómo lo estamos haciendo ahora no nos preocupemos nunca por el final y agradezco ser participe del mejor ejercito de cascanueces de la primera regional gipuzkoana.

Una respuesta

  1. iker aramburu

    Ha sido una muestra de la evolución de la madurez del equipo temporada a temporada.

    Ahora a por la siguiente victima, y con 6 jugadores! Teniendo en cuenta que tenemos una media de 2 expulsados por partido……. ¡el resultado en la siguiente crónica de Txomin!

    29 de enero de 2013 en 9:49 pm

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s