EL VALOR DE LA VICTORIA. ZARAUTZ 56 – BOSTEKO 71

Por Txomin Lasa

Incidencias:  Campo mítico, que se asemeja a la cancha de baloncesto de alguna prisión con clase. Alrededor de 20 personas. Buen ambiente. Tarde fría hasta para jugar a cubierto.
Arbitro: Excesivamente poco permisivos, cargaron de muchas faltas a ambos equipos perjudicando esto al Bosteko.
Anotadores: 4. I. Nazabal (-),5. X. Serrano (8), 6. U. Benedited (9), 7. H. Perez (-), 8. T. Lasa (19), 9. J. Mendizabal (5), 10. M. Agirre (2), 11. J. Garmendia (3), 12. I. Aramburu (13), 13. I Vazquez (-) 14. A. Mendizabal (9), 15. I. Sancasto (-).
Bajas: 4. I. Nazaba: Asuntos Laborales. 7. H. Perez: Lesión en la rodilla derecha. 13. I Vazquez: Se perderá la segunda vuelta por estudios. 15. I. Sancasto: Condiciones climatologicas en Oiartzun impidieron su participación.
Guest Star: Txomin Bornaetxea, un clásico de los de siempre, que decidió viajar con el equipo y pasarse toda la tarde al mando de las operaciones. Los tragos y los pintxos de la herriko de Zarautz, cantidad, calidad y buen precio. El topo tiene baño. La loca de los gatos de Zarautz, le dijo a Jon Mendi que cerrara el viento, locura o poesía?.
Porcentaje de tiros libres: 15/ 26= 57,9 bastante pobre.
Parciales: 19-20, 16-13, 13-21, 8-17

Hay muchas maneras de darle valor a una victoria, la del sábado sin duda fue importante por lo cara que vendió la piel nuestro rival. No sabemos si hoy en día los rivales se motivan más de lo habitual porque somos los primeros o no pero, lo que está claro es que si la batalla de Zarauz se hubiera terciado en otra época y en otro ámbito hubiéramos tenido que tener clemencia y perdonar la vida a un rival que lo dejo todo en el intento de vencernos. Esto confirma la previa en la que se hizo hincapié en dos puntos, el primero: cualquier equipo que cree puede vencer, el segundo: nos enfrentábamos a un equipo en alza, en el que como pudimos comprobar ha rejuvenecido y ampliado la plantilla dotándola de más agresividad, velocidad y calidad.
Los primeros compases del encuentro sirvieron para decidir quién iba a conseguir imponer su juego sobre el otro, este sin duda fue el Lehioak Zast lo que no impidió que la superioridad técnica de nuestro equipo, basada en jugadas individuales consiguiera la primera pequeña renta en el minuto 8 (13- 18). A partir de ahí poco a poco la lógica de estar merced a su juego se fue imponiendo. A nosotros con un ataque atascado y con una defensa floja, sólo nos salvo la ya mencionada calidad individual y el punto de más en defensa que dieron los que salieron del banquillo. Ellos con un ataque muy abierto encontraban canastas sencillas en cortes de primero de baloncesto, movían bien el balón para tiros cómodos, jugaban a un ritmo alto y aprovechaban el conocimiento del espacio de la cancha para revolver nuestro ataque que ya carecía de orden. Con estos argumentos el final del primer cuarto llego con el 19-20 y en el segundo cuarto se manejaron rentas hasta de un -6, min 17 (30-24) en nuestra contra, el final de la primera parte dejo un abierto 35-33 en el marcador.

A partir de ahí poco a poco cambió la historia. Nosotros con los argumentos de ser un equipo que hoy en día cree prácticamente a ciegas en sus posibilidades, ellos con el hándicap de a ver sido superiores, (a palabras de su entrenado tras el partido, habiendo jugado la mejor primera parte de la temporada con diferencia) y no matar el partido. A pesar de esto las ganas de remontar rápido nos pudieron al inicio del tercer asalto y varias precipitaciones en ataque seguidas y su goteo de puntos, que ya era menos debido a nuestra sólida defensa desembocaron en el crucial momento de la contienda. El minuto en el que uno se ve ante el abismo y necesita reaccionar fue el 28, con un 48-43 en contra logramos hacer un parcial de 0-11 antes de terminar el cuarto con acciones de garra en la lucha por el rebote, algún triple en contraataque y una gran canasta de Serrano sobre la bocina. Ahí termino el encuentro, fue exactamente el instante que se genera entre dos equipos con una gran diferencia en la general, ellos tras luchar lo inimaginable se veían 6 abajo a falta de diez minutos ante un gigante que sólo había puesto lo justo, más un poco de garra y defensa. David contra Goliat, se impuso la lógica y ganó Goliat. La puntilla fue una defensa zonal bien ejecutada por los nuestros y cierta tranquilidad y cordura en ataque para hacer un último 8-17 que nos dio la amplía pero injusta distancia del marcador. Si hubiéramos sido guerreros con honor, Césares que tuvieran en su mano la decisión final, sin duda los hubiéramos enterrado con todos los honores cómo se hace con los grandes guerreros.

Por cierto he de agradece a Iñaki Senna que siempre tiene palabras de ánimo para la sección de Baloncesto. Que nadie se extrañe que de aquí salga un experto en Baloncesto, el camino es el adecuado!!! Y también como dato histórico volvemos a hacer un doblete en el club que ya necesitábamos! Aúpa Irauli!

3 comentarios

  1. Jon

    Horrela jarraitu behar duzue. Oraindik hamar garaipen falta dira eta pausoz pauso joan behar zarete. Helburua, lehenengo postua liga arruntan eskuratzea izan behar da. Animo. Ea Irauliren jarraitzaleak Yoldira hurbiltzen diren. ZORIONAK

    7 de febrero de 2012 en 3:37 pm

  2. Asier

    Con crónicas así voy a dejar de leer novelas. Aupa Bosteko!!! Aupa Irauli!!!

    7 de febrero de 2012 en 6:02 pm

  3. txomin

    jajajaja…si se que iba a tener este éxito hubiera empezado antes!!!

    7 de febrero de 2012 en 8:47 pm

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s